Airbnb va ahora a por el negocio del alojamiento rural

Airbnb va ahora a por el negocio del alojamiento rural

Airbnb ha decidido dar el salto de la ciudad al campo. Ha empezado a emitir en España un anuncio de televisión que sobre todo pretende captar anfitriones que ofrezcan alojamientos rurales. Con un clásico de John Denver como banda sonora, Thank God I’m a Country Boy, y una imagen cuidada y dirigida directamente a la emoción, con fotografías tomadas en Australia, la plataforma se fija en el turismo rural y va a por el negocio de los hoteles rurales y agroturismos.

El turismo rural ha sido descubierto por gran parte de la población española a lo largo de este invierno, a raíz de los cierres perimetrales y de la búsqueda de espacios al aire libre. Ya el verano pasado los destinos rurales fueron los campeones, igual que los alojamientos extrahoteleros, y consiguieron alargar la temporada más allá del verano.

El turismo rural figura en todos los informes de tendencias para 2021, precisamente cuando, ya en la línea final de la pandemia, las familias buscan pasar las vacaciones en espacios no masificados, al aire libre, evitando riesgos relacionados con la Covid y el contacto, y no necesariamente ligados a la playa.

Airbnb busca anfitriones rurales (y turistas)

La mayor plataforma mundial de alquileres de pisos turísticos Airbnb sufrió con creces el impacto de la pandemia de coronavirus en 2020. La compañía cerró el ejercicio con 4.600 millones de dólares de pérdidas (3.800 millones de euros). Puede ver los resultados completos de Airbnb en 2020 en esta noticia: Airbnb pierde 3.800 M € en 2020 pero prevé un rebote de los viajes en 2021.

Consciente de la situación, y para que no se le escape ni una migaja del negocio alojativo, ha empezado la búsqueda de anfitriones en los destinos rurales de España, y también de turistas dispuestos a hacer realidad los informes de tendencias, con un anuncio emitido en televisión y disponible también en Youtube, que muestra una imagen bucólica de la vida en el campo con fotografías tomadas en Australia y un clásico country de John Denver:

Los destinos rurales, favoritos

Según el informe de tendencias que el portal ha dado a conocer estos días, predominan las estancias más largas, en destinos naturales o de costa, en espacios más grandes y en familia o con amigos.

Según Airbnb, un 20% de las noches reservadas en España en 2021 son en destinos rurales, una cifra que se situaba en 2019 en el 12%. Además, el 40% está más interesado en pasar las vacaciones fuera de los destinos habituales y en plena naturaleza. El destino estrella, para el portal, será un lugar cercano al que ir en coche y en familia.

Los viajes familiares han pasado a representar el 27% del total de noches reservadas en el verano de 2019 al 33% para el verano de 2021, y según una encuesta encargada por Airbnb, el 45% de los españoles que planea viajar lo hará con su familia, mientras que un 29% lo hará con sus amigos

Además, los destinos domésticos serán los preferidos por los españoles, según datos del portal. Representan un 80% sobre el 50% aproximadamente que representaban en enero de 2020. Y por supuesto, el coche gana al avión con un 68% frente al 50% en la planificación de los viajes por parte de los españoles.

En una entrevista realizada por Expansión, este miércoles, a la directora general de Airbnb en España, Mónica Casañas admite que «no podemos decir que la pandemia nos haya favorecido, pero en Airbnb estamos preparados para los cambios y lo vamos a aprovechar ofreciendo a los viajeros y a los anfitriones lo que necesitan».

«Descentralización» de destinos

La diversificación de los destinos de los viajes es una tendencia muy clara, según afirmó también Brian Chesky, CEO y confundador de Airbnb, en la Cumbre Mundial del WTTC a finales de abril. Las grandes ciudades, aseguró, están siendo sustituidas por lugares pequeños, de cercanía, y con los que los visitantes tienen o pueden tener una «conexión más íntima». Vea: Para Airbnb la descentralización de destinos es el mayor reto del turismo.

Así pues, queda clara la apuesta de Airbnb por el mundo rural, también en España, con un vídeo que pretende recabar un buen fondo de alojamientos y anfitriones, para seducir, luego, a los clientes

Como Airbnb nació hablando de economía colaborativa, aunque posteriormente se haya demostrado que de «colaborativo» no tiene mucho su negocio, quizá una buena opción para los alojamientos rurales de los destinos españoles sea comercializarse a través del portal. Si no puedes batir a tu enemigo, utilízale para tus intereses.

Curiosamente, en su web, Airbnb sigue hablando de «compartir». Eso sí, alojamientos enteros.

Abrir chat
Contactanos
A %d blogueros les gusta esto: