Europa permitirá pronto las llamadas telefónicas en los vuelos y Estados Unidos evalúa seguir sus pasos

Europa permitirá pronto las llamadas telefónicas en los vuelos y Estados Unidos evalúa seguir sus pasos

Los expertos explican por qué es probable que la decisión de la Comisión Europea provoque el fin del modo avión en los cielos de norteamérica

Pronto podrás despedirte del modo avión, al menos en Europa.

La Comisión Europea dictaminó a finales del mes pasado que las aerolíneas podrán ofrecer conectividad 5G a los pasajeros a bordo, incluso para llamadas telefónicas y datos de alta velocidad. Los Estados miembros de la UE tienen hasta finales de junio de 2023 para reservar bandas de frecuencia 5G para los aviones.

“El 5G permitirá servicios innovadores para las personas y oportunidades de crecimiento para las empresas europeas”, dijo Thierry Breton, comisario de Mercado Interior de la UE, al hacer el anuncio. “El cielo ya no es un límite cuando se trata de las posibilidades que ofrece la conectividad superrápida y de alta capacidad”.

La medida de la UE diverge marcadamente de la de Estados Unidos, donde el temor a que las antenas 5G en tierra interfieran con los equipos de los aviones provocó cancelaciones y desvíos de vuelos a principios de este año. Las operadoras de telefonía móvil siguen limitando el 5G cerca de los aeropuertos hasta que las aerolíneas puedan adaptar sus aviones.

He aquí por qué los expertos dijeron que no es probable que la decisión de Europa provoque el fin del modo avión en los cielos de Estados Unidos.

Europa utiliza frecuencias diferentes para el 5G

A las aerolíneas estadounidenses y a la Administración Federal de Aviación les ha preocupado que el 5G pueda interferir con los radioaltímetros de los aviones, que miden la altitud y son fundamentales para los aterrizajes con poca visibilidad. Los altímetros operan en frecuencias de alrededor de 4,2 a 4,4 GHz, y ciertos altímetros sin tecnología de filtrado moderna pueden captar interferencias de dispositivos que operan en frecuencias cercanas.

Las redes 5G en Estados Unidos utilizan 3,7 y 3,98 GHz, lo que proporciona relativamente poco “espacio de separación” con respecto a la frecuencia del altímetro, dijo Shrihari Pandit, cofundador y CEO del proveedor de Internet Stealth Communications.

“Si no se dispone de este tipo de [filtro] para mantener la señal sincronizada, puede captar ruido de fondo, como el de los dispositivos de a bordo, y eso podría alterar las lecturas”, explicó Pandit.

Las compañías de telefonía móvil y el sector de la aviación han presentado estudios contradictorios sobre cómo afecta el 5G a los altímetros. Las aerolíneas están adaptando sus aviones para mejorar la sensibilidad de los altímetros o añadir blindaje metálico para reducir las interferencias del 5G; recientemente pidieron a las compañías celulares una prórroga desde julio de 2023 hasta finales de 2023 para completar las actualizaciones, según Reuters.

En Europa, sin embargo, el 5G opera en una banda de frecuencia de 5 GHz y superior, lo que proporciona una separación significativamente mayor de la frecuencia del altímetro y reduce la preocupación de las aerolíneas.

“Hay muchas menos perspectivas de interferencia”, dijo a la BBCDai Whittingham, director ejecutivo del Comité de Seguridad de Vuelo del Reino Unido. “Tenemos un conjunto diferente de frecuencias para 5G, y hay configuraciones de potencia más bajas que las que se han permitido en Estados Unidos”.

Los aviones son una “lata”

Pandit dijo que otra preocupación, incluso en Europa, es la potencia de salida de cientos de dispositivos que buscan colectivamente señal dentro de la “lata” de un avión.

Los teléfonos móviles emiten sus señales más potentes cuando intentan conectarse a una antena, lo que significa que la “potencia acumulada de salida va a ser bastante significativa”.

No está claro qué impacto podría tener una señal tan potente, pero plantea problemas para los equipos electrónicos de los aviones y la salud de los pasajeros, dijo. Es posible que los aviones necesiten altímetros aún más sensibles y blindajes de radiofrecuencia para evitar fugas de la cabina a los equipos electrónicos inferiores, señaló.

Tom Wheeler, ex presidente de la Comisión Federal de Comunicaciones y ahora profesor visitante de estudios de gobernanza en la Brookings Institution, dijo que la preocupación por las interferencias de los altímetros es exagerada.

“La realidad es que la inmensa mayoría de los aviones tienen altímetros que están protegidos de las señales”, dijo, y los modelos más antiguos están siendo sustituidos o protegidos.

Wheeler también señaló que los aviones están expuestos a potentes emisiones de radiofrecuencia cuando están en tierra o cerca de ella y funcionan sin problemas.

“El fuselaje del avión está expuesto a todo tipo de emisiones de radiofrecuencia que superan con creces las del teléfono móvil del asiento 10C”, afirmó.

Las aerolíneas europeas recurrirán a “picocélulas” tipo router

Para ofrecer un servicio fiable en el aire, las aerolíneas europeas utilizarán picocélulas, según el anuncio de la UE. Las picocélulas actúan como minitorres de telefonía móvil que envían una señal de baja potencia a un área pequeña, como un avión, reduciendo la necesidad de que los dispositivos salten entre torres, explicó Wheeler.

Esas picocélulas se conectarán a redes por satélite o a redes en tierra, como un router WiFi o un hotspot, explicó Pandit.

Wheeler dijo que los avances en la tecnología de picocélulas alivian en gran medida las preocupaciones técnicas que provocaron la prohibición del uso de teléfonos móviles en el aire en primer lugar.

“El resultado [de las picocélulas] fue que se podían utilizar dispositivos móviles en los aviones porque no interferían con las antenas terrestres”, explicó.

Con la sensación de que los problemas técnicos habían desaparecido, Wheeler lideró en 2013 un esfuerzo de la FCC para considerar el levantamiento de la prohibición del uso de teléfonos móviles en los aviones estadounidenses. Pero no tardó en toparse con la resistencia de la FAA y del sector de las aerolíneas por un problema totalmente distinto: la gente “parloteando” por el móvil.

Las llamadas durante el vuelo afectan a la experiencia del cliente

“Se desató un alboroto porque resultó que las aerolíneas y la FAA se habían basado en esa norma para evitar que la gente hablara por el móvil”, explicó Wheeler.

Los procedimientos regulatorios sobre la norma finalmente se estancaron debido a las preocupaciones sobre la experiencia del cliente, dijo Wheeler. El entonces presidente de la FCC, Ajit Pai, dijo en 2017 que estaba “con los pilotos de aerolíneas, los asistentes de vuelo y el público volador de Estados Unidos en contra del plan mal concebido de 2013 de la FCC”, informó Reuters, y el esfuerzo terminó oficialmente en 2020.

Wheeler dijo que la prohibición estadounidense del uso del teléfono móvil en vuelo se deriva de una “realidad técnica diferente”, pero que cualquier movimiento en la dirección de Europa para levantarla tendría que considerar también la experiencia del pasajero.

Pandit se mostró neutral sobre la decisión de la UE, pero prefiere una cabina silenciosa y se pregunta si es necesario el 5G cuando la mayoría de las aerolíneas ofrecen WiFi a bordo.

“Definitivamente hay aplicaciones para los negocios: quieres estar conectado, pero me pregunto, ¿no es suficiente el WiFi?”, dijo. “Casi todos los dispositivos compatibles con 4G o 5G tendrán capacidad WiFi”.

Contactanos
A %d blogueros les gusta esto: